La cirugía de mínima invasión (MIS) incluye una gran cantidad de procedimientos quirúrgicos seguros utilizando tecnología innovadora que permite minimizar el daño de tejidos y tener mejores o iguales resultados que las cirugías convencionales.

Cualquier procedimiento quirúrgico supone una agresión para el organismo, causando dolor, inflamación, discapacidad o alteraciones estéticas, que muchas veces el paciente debe soportar y tienen repercusiones durante un largo periodo de tiempo.

La cirugía de mínima invasión es una alternativa a la cirugía abierta convencional que realizada en casos indicados correctamente, puede reducir el tiempo de recuperación y proporcionar una serie de ventajas:

  • Menor dolor posterior a la cirugía: permite a los pacientes levantarse y caminar a las pocas horas de la cirugía.
  • Acortar la estancia hospitalaria: si no hay complicaciones, el paciente puede estar de uno a tres días en su casa y continuar allí la recuperación.
  • Menor tasa de infección: los tejidos son expuestos en menor medida, manejarlos de forma más precisa y delicada. El abordaje se realiza en plano sintermusculares siempre que es posible.
  • Reincorporación más rápida a la actividad normal.
  • Mejora el resultado estético: las cicatrices son más pequeñas y menos visibles.

No todos los pacientes pueden ser candidatos a este tipo de cirugía. En pacientes con obesidad mórbida o con desarrollo muscular importante, este tipo de técnicas puede dificultar la orientación correcta de componentes o comprometer el resultado de la cirugía por dificultad técnica. En estos pacientes no se recomienda realizar este tipo de procedimientos.

Siempre debe prevalecer el resultado y garantizar el mejor procedimiento posible para cada caso. Por eso preferimos hablar del término mínima incisión. El tamaño de la cicatriz no es lo más importante en estas técnicas. El adecuado manejo de los tejidos, el abordaje por planos intermusculares y el cuidado de las partes blandas, son primordiales para obtener las ventajas antes señaladas.

Los procedimientos que con más frecuencia realizamos con dichas técnicas son:

  • Cirugía artroscópica de grandes y pequeñas articulaciones.
  • Cirugía percutánea del pie.
  • Cirugía MIS de cadera.
  • Cirugía MIS de rodilla.

CONTÁCTANOS

Rellena nuestro formulario de contacto y atenderemos tu solicitud con la mayor brevedad posible.