El cartílago articular constituye un tejido altamente especializado que proporciona una interfaz dinámica a las articulaciones.

El cartílago es avascular, aneural, alinfática y posee una gran capacidad para resistir, distribuir y transmitir las fuerzas de compresión y de cizallamiento a las que se someten las articulaciones durante la vida diaria o el deporte, debido a su especial viscoelasticidad y sus propiedades únicas. La superficie de contacto articular es lisa en cada extremo y, ademas de las propiedades de baja friccion del cartilago, se encuentra perfectamente lubricada, lo cual reduce el natural rozamiento entre superficies.

Las propiedades unicas del cartilago de la rodilla tienen muchas ventajas pero tambien suponen inconvenientes: ante una lesion traumatica o degenerativa, el cartilago tiene escasa o nula capacidad de reparación, lo que predispone a la articulación afectada a un proceso degenerativo (artrosis) cuya consecuencia final sea el dolor y la perdida de función articular.

En los últimos tiempos, la investigación básica en Ortopedia relacionada con el cartílago de la rodilla va encaminada a estudiar los mecanismos básicos que gobiernan la formación, el mantenimiento y la destrucción de dicho tejido articular.

Ante la dificultad de reparación de las lesiones del cartílago la prevención de su deterioro y el tratamiento son dos lineas paralelas de investigacion.El tratamiento de las lesiones deportivas condrales en los pacientes jovenes, se ha intentado llevar a cabo mediante diferentes procedimientos, desde los mas simples a los mas complejos, buscando la reparación de la lesión traumatológica y restaurando la superficie articular con un tejido igual al normal o de características similares al cartílago. Los resultados no siempre han sido exitosos y con frecuencia el tejido de reparación tiene propiedades biomecánicas y estructurales diferentes, lo que, sin duda y a la larga, determina la erosióin y degeneración articular.

La mayor parte de las lesiones del cartílago se localizan en la zona de mayor carga de la rodilla, el condilo femoral medial o interno. Es relativamente frecuente que se asocie a otras lesiones deportivas como las meniscales o las del ligamento cruzado anterior.

CONTÁCTANOS

Rellena nuestro formulario de contacto y atenderemos tu solicitud con la mayor brevedad posible.